CONSTRUCTORES DE PAZ

Desde el día D hasta ahora, además de las dificultades inherentes a tratar de implementar la paz desde los pueblos y veredas más remotas del país, se suma una persecución y matanza sistemática de los líderes sociales, de los hombres y mujeres que pretenden que la paz sea para todos.

A partir de hoy, iniciamos la difusión de un proyecto conjunto realizado por La Sagrada junto a varias colaboradoras que comparten con nosotras -y ustedes- sus ilustraciones de líderes sociales que han sido asesinados en el marco del posconflicto.

El primero de enero de 2016, el día D, a partir del cual se suponía que se empezaba a contar la nueva historia de Colombia no fue, en realidad, la fecha de inicio de una paz duradera. Los campesinos, los reinsertados, los desmovilizados, los indígenas, se han enfrentado a toda clase de obstáculos, que van desde la demora en la entrega de las zonas veredales, el aplazamiento sucesivo de los mecanismos de reglamentación de los acuerdos hasta las figuras políticas que aún quieren “hacer trizas el acuerdo”.

Peor aún, desde ese momento hasta ahora, además de las dificultades inherentes a tratar de implementar la paz desde los pueblos y veredas más remotas del país, se suma una persecución y matanza sistemática de los líderes sociales, de los hombres y mujeres que pretenden que la paz sea para todos.

Por esas muertes que no paran, ni siquiera cuando la vida normal está en pausa, dos veces por semana estaremos compartiendo perfiles de líderes sociales que han perdido la vida intentando ayudar a sus comunidades en el marco del posconflicto, cuando se suponía que todos, como sociedad, podríamos mirar hacia adelante.

No podemos permitir que sean olvidados.

Tampoco podemos permitir que lo normal para nosotros como sociedad sea conocer sus nombres cuando ya han sido asesinados. Por ello, también estaremos dando visibilidad a proyectos que están siendo llevados a cabo en este momento, por líderes, por desmovilizados, por campesinos, que necesitan que los apoyemos, que los conozcamos, que compremos sus productos y que sepamos sus nombres y la importancia de sus sacrificios.

#líderessociales #NoMasLideresAsesinados #NiUnMuertoMás

María del Pilar Hurtado (ilustración de Lina Rojas @marinerawawani)

María del Pilar Hurtado. Llegó desplazada a Tierralta, al sur del departamento de Córdoba.

No pertenecía a ningún sindicato ni organización, pero sí era una líder comunitaria y negociadora a nombre de los que se asentaron en ese terreno, en lotes en desuso. Las autoridades les inclumplieron a pesar de su disposición a ser reubicados y han querido sacarlos a la fuerza.

Tenía cuatro hijos, dos de ellos presenciaron cómo dos sicarios la mataron a tiros escapando luego en una motocicleta.

Jorge Enrique Oramas (Ilustración de @salomeukhan.tattoo)

 

 

Jorge Enrique Oramas, defensor de los farallones, era un líder comunitario ambiental dedicado a los cultivos orgánicos de alimentos y plantas.

Como parte de su liderazgo denunció e impugnó los grandes monopolios de las empresas multinacionales de abonos, semillas y defoliantes favorecidas por los gobiernos de turno.

Era un claro defensor de la biodiversidad de los Farallones de Cali, oponiéndose a la explotación y el extractivismo minero en la zona.

Emilsen Manyoma (Ilustración de Daniela Sanjuan @danidsanjuan)

 

 

 

 

 

Emilsen Manyoma era una defensora afro de Derechos Humanos del corregimiento Bajo Calima de Buenaventura, Valle del Cauca.

Denunció violaciones a los Derechos Humanos en el corregimiento de Bajo Calima, en Buenaventura, y apoyó varios procesos comunitarios de defensa del territorio, incluso en contra de la exploración petrolera y de la ubicación de un relleno sanitario dentro del Consejo Comunitario del Bajo Calima, que cual formaba parte.

La ilustración de Magdalena es de Daniela Henao (@dhenaoa_)

 

 

 

 

 

Magdalena Cocubana era una líder indígena del pueblo Macaguán parte de la etnia Hitnü. Su trabajo de liderazgo se centraba en la lucha por los derechos de su pueblo y en la preservación de la memoria histórica y cultural de su etnia. Magdalena era una de las mujeres más sobresalientes en la lucha desde el movimiento del Concejo Regional Indígena de Arauca (CRIA) y desde otras organizaciones como la Asociación de Capitanías y Autoridades Tradicionales de Arauca.

La ilustración de Oriana fue realizada por María Adelaida Cárdenas (@wailofsummer)

Oriana Nicoll Martínez, fue lideresa trans activista de los derechos LGBT de Sincelejo, Sucre. Fue víctima del conflicto armado cuando un grupo paramilitar se ensañó con varias mujeres trans que se dedicaban al trabajo sexual en la vía El Maizal, donde las golpeaban y amenazaban. Interpuso una denuncia formal sobre este caso ante la Defensoría del Pueblo seccional Sucre, tuvo que desplazarse a Medellín, Antioquia, para proteger su vida.

La ilustración de Maritza es de Angélica Duque (@dame_una_a)

Maritza Ramírez Chaverra era lideresa social del corregimiento Aguas Blancas, municipio de Tumaco, Nariño. Adelantaba procesos con la comunidad relacionados con el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de uso Ilícito (PNIS) y por la defensa de Derechos Humanos. Además, era presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Aguas Blancas.

La ilustración de Alexis es de Maria Isabel Giraldo (@migiraldoh)

Alexis Vergara, era un líder sindical que trabajaba como quemador de caña y era delegado ante la Asamblea Sindical de SINTRAINCABAÑA, que representa a los trabajadores de la industria de la caña de azúcar del Ingenio La Cabaña.
El sindicato se había centrado en campañas para proteger los derechos laborales y coordinar las relaciones entre diferentes sindicatos.
Como resultado de su posición de delegado, Alexis participaba de las asambleas y escuchaba las inquietudes de sus compañeros. 
Además, era hijo del expresidente del Concejo de Puerto Tejada, Raúl Antonio Vergara que ha sido amenazado por su trabajo.

La ilustración de Kelly García (@kellygiovannagarcia)

Kevin León tenía 16 años, y vivía en Robledo Kennedy, en la comuna 6 de Medellín. Hacía parte de la Corporación Héroes y heroínas de amor, siendo un líder activo del semillero de la organización.

Desde 2010, la Corporación ha hecho gestión de derechos humanos, en un contexto de violencia e inseguridad, enfocados principalmente en programas para las disminución de la violencia intrafamiliar y el conflicto urbano en la zona.

Kevin hacía parte del semillero de jóvenes líderes que se formaban para procesos comunitarios de convivencia y recuperación del entorno, así como de derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *